"En el mundo no habrá paz mientras haya explotación, del hombre por el hombre y exista desigualdad." Alí Primera

   
Inicio Programas   Textos Teóricos Comunicados SPS Noticias Internacionales Videos Libros Deje su comentario

http://picasion.com

 

aymc

callar

    chavez cruz 

LLoceansur

ANDROID APPS

  descarga aquí las apps

        PARA LA RADIO:

RadioApp

     PARA LOS TEXTOS:

TextApp

NO TODO LO QUE PERJUDICA A MI ENEMIGO ME BENEFICIA (12-07-2014) TEXTO
Textos Teóricos

Por Toby Valderrama y Antonio Aponte

(Texto)

Nada más el título de este texto despertará la furia de bastantes, confesamos que dudamos en hacerlo, la incomprensión, las bajas pasiones… seguramente lo tomarán como objetivo de sus ataques, por opiniones más suaves nos hemos ganado varios dardos. Sin embargo, es un deber alertar: estamos transitando el camino al fascismo, los ingredientes se suman aceleradamente, al miedo a opinar se le suma el fanatismo ciego de las respuestas a la disidencia... Veamos.

Podría pensarse, a primera mano, que todo lo que perjudica a mi enemigo me beneficia, sería un gravísimo error. Por ejemplo, atacar a la población civil de Palestina lesiona a los palestinos pero no beneficia a Israel, al contrario, le trae desprestigio mundial, lo convierte en verdugo similar a los creadores de los campos de concentración. Secuestrar a los Cinco Héroes Cubanos luchadores contra el terrorismo es una agresión a Cuba y al mundo que no favorece a Estados Unidos. El bloqueo a Cuba afecta a ese pueblo, pero es un estigma en el rostro de la humanidad que lo permite. Las tácticas de terrorismo nunca han beneficiado a ningún movimiento.

No todos los medios que se usan para atacar a un enemigo son beneficiosos, José Martí nos ilustra: La guerra debe ser sinceramente generosa, libre de todo acto de violencia innecesaria contra personas y propiedades, y de toda  demostración o indicación de odio al español”. Así, el Apostol hablaba de la guerra amorosa, guerra que se hace sin odio.

El Che nos dejó un pensamiento guía de nuestra conducta: el Revolucionario es guiado por profundos sentimientos de amor.

Debemos tener siempre presente las palabras del clásico: los medios usados en la guerra prefiguran el fin; el fin y los medios se influyen, se determinan mutuamente.

Entonces, los pasos tácticos, los medios, nos conducen a determinado fin, a un objetivo estratégico. Podríamos resumir diciendo que ninguna Revolución ha triunfado por la vía de violar sus mandatos éticos. O decir que la grandeza de una Revolución viene dada por la grandeza de su ética.

Todo lo anterior viene a cuento por una alarmante noticia, que corre en medios de difusión de gobierno y oposición.

“Los diputados a la Asamblea Nacional (AN) Robert Serra (Distrito Capital-PSUV) y Juan Carlos Alemán (Distrito Capital-PSUV) denunciaron por presunta traición a la patria al parlamentario Julio Borges (Distrito Capital-Primero Justicia) y al alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, ante la Fiscalía General de la República (FGR), en la mañana de este viernes 11 de julio.”

Se fundamenta la acusación en unas visitas y discursos en la fundación de aquel célebre aznar, con sede en España, pero también en videos que muestran solidaridad con las guarimbas de uno de los acusados.

A primera vista, la acusación puede despertar aquel grito de la masa: “¡Así es que se gobierna!” Nosotros, al contrario, creemos que la acción es un paso hacia el fascismo. Veamos.

Sienta un precedente de persecución, a la ligera, de la disidencia, basado en el principio de que si perjudica al enemigo es beneficioso. Se justifica así cualquier operación en contra de ella, hasta perder o violar los principios que deben guiar la acción revolucionaria, por esa vía se llegó a los campos de concentración. Las acciones más duras contra el enemigo de la revolución deben estar siempre enmarcadas dentro de la ética revolucionaria. Toda acción revolucionaria debe obedecer siempre a los principios de humanismo y naturalismo, que son su base ética.

Pero, además, la acusación de traición a la Patria a la ligera, por un delito de opinión, desmerece el concepto de Patria, la rebaja a niveles de la pequeña diatriba política, la convierte en instrumento de persecución política, le resta grandiosidad a la Patria, la convierte en moneda común.

Si caemos en el error de pensar que todo lo que perjudica a mi enemigo me beneficia, si perdemos de vista los límites éticos, estaremos abriendo las puertas a la barbarie.

www.elaradoyelmar.blogspot.com